Los obispos se suben al carro de la campaña electoral

Los obispos proponen votar a quien impida las bodas gay y la negociación con ETA

La Ejecutiva Federal del PSOE replicó hoy a la Conferencia Episcopal que según sus tesis no se podría votar a ningún partido en España porque todos los Gobiernos han dialogado con ETA, al tiempo que tachó de "argumento hipócrita y malintencionado" recurrir a este asunto para pedir el voto en contra del Gobierno en las elecciones generales.

En un comunicado, la dirección socialista estimó que "si los obispos quieren apoyar al PP, están en su derecho de hacerlo" pero consideró "inmoral" que "los obispos, como el PP, utilicen el tema del terrorismo para hacer campaña electoral".

El PSOE difundió este comunicado después de que la Conferencia Episcopal haya pedido a los católicos que apoyen "con su voto" a aquellos partidos que no reconozcan "explícita ni implícitamente a una organización terrorista como interlocutor político".

"Si no hay que votar a los partidos que han dialogado con ETA, no hay que votar a nadie porque ningún partido cumple ese requisito. Con ese criterio, no se hubiera podido votar a Adolfo Suárez, ni a Felipe González, ni a José María Aznar. Todos ellos dialogaron con ETA e incluso alguno de ellos, como Aznar, con un obispo como intermediario", añadió el PSOE en su nota.

Los socialistas admitieron que "cualquier organización tiene derecho a expresar sus preferencias políticas" y agregaron que, de hecho, "los obispos y los dirigentes del PP se han pasado toda la Legislatura manifestándose juntos en contra de las leyes de derechos civiles que ha aprobado el Parlamento".

Para el PSOE, dado que "el PP ha secundado las posiciones del sector más duro de los obispos" ahora es "el sector más duro de los obispos" el que corresponde al PP brindándole su apoyo antes de las generales.

Sin embargo, la Ejecutiva socialista se mostró convencida de que "la inmensa mayoría de los españoles, católicos y no católicos, defienden el Estado constitucional" y una sociedad laica "en la que cada persona tenga derecho a vivir según sus propias ideas y creencias sin que nadie imponga su doctrina a los demás".

Por ello, considera evidente "es evidente que los obispos que han firmado ese comunicado no creen en esa sociedad" y por ello están muy lejos "de la sociedad española de hoy".

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora tenemos claro el significado de las siglas del P.P . = PARTIDO DEL PAPA !

uno del cristo dijo...

Decir directamente que se vote al PP no queda muy elegante, así que hay que hacerlo sin mencionarlo y ahí está el resultado del devaneo de seso de la jerarquía católica, puede que algún despistado, por no decírselo claro vote otra opción, deberían repartir panfletos aclaratorios en misa, para que no haya confusión, al comulgar una hostia y un panfleto.

Anónimo dijo...

Ole los curas y sus lecciones sobre la paz, la moral y como me lo aplico según me interese!, quizá si no les diesemos un euro, se quejarían por algo y se les vería el plumero claramente.

Anónimo dijo...

Y porque no someter a referendum el Concordato con el Vaticano (decir la Santa Sede parece una broma, con la chusma que hay dentro)

Anónimo dijo...

Ley de plazos del aborto, ya.
Eutanasia, ya.
Quitar la casilla de la Iglesia de la declaración de la renta, ya.
El que quiera hacer política que se la paguen sus afiliados o sus fieles.

Anónimo dijo...

¿Y digo yo? , ¿Donde esta ese dios del que tanto hablan estos curas?, ¿Ese que dicen que estan bueno y tan justo?

Baja aqui ahora a ver a tus adoradores

Anónimo dijo...

EL OCTAVO MANDAMIENTO DE LA LEY DE DIOS ES: NO DIRAS FALSO TESTIMONIO NI MENTIRAS.
Este mandamiento manda no mentir, ni contar los defectos del prójimo sin necesidad, ni calumniarlo, ni pensar mal de él sin fundamento, ni descubrir secretos sin razón suficiente que lo justifique.
Este mandamiento prohíbe manifestar cosas ocultas que sabemos bajo secreto. Hay cosas que caen bajo secreto natural. No se puede revelar, sin causa grave, algo de lo que tenemos conocimiento, que se refiere a la vida de otra persona, y cuya revelación le causaría un daño. Esta obligación subsiste aunque no se trate de un secreto confiado, y aunque no se haya prometido guardarlo.
Leer cartas no dirigidas a nosotros puede ser pecado grave
Murmurar es difundir defectos del prójimo en su ausencia.
La calumnia es quitar la fama al prójimo atribuyéndole pecados o defectos que no tiene, o faltas que no ha cometido.
Hay obligación de restituir la fama o la honra que se ha quitado, y reparar los daños que se hayan seguido, si han sido previstos, al menos, en confuso.
La mentira debe evitarse porque es pecado. La mentira será grave si hace daño grave a otros.
La mentira debe evitarse, además, por el daño que nos hace a nosotros mismos. Al embustero nadie le cree, aunque diga la verdad.
La confianza entre las personas es un gran valor. Sólo puede haber confianza cuando reina la verdad.
La mentira perturba el orden social y la pacífica convivencia entre los hombres. Sin la mutua confianza, fundada en la verdad, no es posible la sociedad humana. Todos los hombres sentimos gran atracción por la verdad, aunque a veces nos cuesta vivir siendo fieles a la verdad.


¡¡¡¡DIOS OS CASTIGARA, CURAS MENTIROSOS Y MANIPULADORES!!!!

Anónimo dijo...

El Dios del que tanto presume la Iglesia Católica en España no le huelen ni de lejos. Amigos, daros cuenta de que la jerarquía española es un ministerio más, como el ministerios de asuntos exteriores, interiores, defensa, etc... Es decir, el "Ministerio del Alma" está lleno de señores con camisas oscuras, alzacuellos, buenos zapatos que elúnico defecto es que ni ellos mismos crees pero gobiernan un imperio que debora predicando por la caridad. Si realmente existe dios y bajara a la tierra, estos señores no le dejarían vivir 33 años. Al tercer día se le cargaban.

Anónimo dijo...

Impresionante de nuevo la iglesia y sus secuaces vestidos con sotana piden el voto para partidos que defiendan la fe, e impidan las bodas gay y la negociación. Alguno se ha dado cuenta que han pedido el voto no solo para el PP, sino tambien para Democracia Nacional y Falange???. Lastima me dan estos que añoran cantar con el brazo en alto y adorar a un lider sin carisma que condenó a España a la pobreza. SEPARACIÓN IGLESIA-ESTADO YAAAAAAAAAAAAA!!!!

tarancón dijo...

Se descalifican ellos mismos de ser los representantes de su Dios en la tierra. Inglaterra negocio su problema terrorista, Aznar negocio su problema terrorista. ¿Por que a Zapatero se le niega ese derecho de solucionar un tema de Estado? y ¿Por que a esta iglesia la dejamos que se inmiscuya en los asuntos internos de un Estado soberano como España? ¿Es que los curas no son ciudadanos del Vaticano?

Anónimo dijo...

Pues menuda perla la de Moratinos, que dice que "como católico" se siente "indignado" por el documento de los prelados sobre las elecciones generales. Y no es un lapsus, porque insiste: "quiero expresar mi opinión como católico, no sólo como militante socialista, y quiero expresar mi indignación y perplejidad, porque no creo que ningún católico del siglo XXI lo pueda entender". Y luego dice que "creía que la división entre Estado e Iglesia era una asignatura ya superada y no entiendo cómo se vuelve a utilizar la política en materia religiosa". Pues si es verdad que se aplique el cuento ¿es que no entiende que mientras sea ministro de exteriores representa a todos y poco importa su opinión como católico? A mi como ciudadano, lo que al señor Moratinos, como católico le parezca todo esto me la trae el pairo. Como Ministro y primer embajador de mi país debería mantener una posición escrupulosamente neutral respecto a las cuestiones religiosas y defender el pabellón del Estado que le paga sólo en calidad de tal, lo demás que se lo cuente a sus familiares y allegados o a su confesor si quiere.

anonimo dijo...

NO QUEREMOS VOLVER A VER CURAS CON PISTOLAS AL CINTO
“La esencia de una convivencia libre es que todo el mundo se sienta libre, la esencia de una convivencia democrática es que se respeten todas las creencias, la esencia de una libertad profunda y auténtica es que nadie, nadie, intente imponer ni su moral ni sus creencias, y se respeten todas”
Con estas palabras ha contestado el Presidente del Gobierno a la intromisión en política perpetrada por la iglesia en los últimos días, y con relación al uso del terrorismo ha sido tajante al afirmar que “Los obispos tienen derecho a pedir el voto para el PP, pero esta vez han ido más allá, han caído en la tentación de usar el terrorismo en campaña electoral, y a eso no tienen derecho. Y si no se lo hemos aceptado a Rajoy, tampoco se lo vamos a aceptar a los obispos”.
Este salto a la política del clero pone en manifiesto que es imprescindible asentar las bases de un estado laico en la siguiente legislatura, las sotanas no pueden quitar ni poner gobiernos, aunque nuestra historia nos dice que ya lo han hecho antes, posicionándose tras los golpistas y los pelotones de fusilamiento.
Nuestros derechos están en peligro y solo nuestro voto puede devolver a estos seres a las catacumbas de las que nunca debieron salir.