Populares, ¿Hay Equipo? (1/2)

Aquí os dejo colgado el vídeo que el PP va a utilizar en su campaña de cara a las elecciones del 9M. No hace falta ser muy avispado para darse cuenta de que al final tiene un fallo garrafal, imagino que os percataréis de ello. La primera vez que lo ví pensaba que no era el de esta campaña, pero consultando varias fuentes, pues, al parecer, lo es.


www.Tu.tv

Bajo mi punto de vista, la música es buena, pero nada original la gente que tienen en este partido político para llevar a cabo esto. ¿Esas son sus mentes pensantes? ¿Qué novedades véis en él? Yo personalmente, no he visto ninguna,salvo el mensaje subliminar del medio ambiente: todos sabemos lo que ocurriría si abrimos un debate titulado "PP y Medio Ambiente". Otro aspecto que me atrevo a destacar, es la utilización de "rostros no españoles". Hace falta tener cara después del video emitido por la cadena de la señotira Esperanza Aguirre. También haba de apuesta por lo jóvenes y, por ejermplo, no hace falta irse muy lejos para que esto nos llame la atención. ¿Qué hace la Diputación de Palencia de cara a la juventud? Imagino que en el vídeo se referiran a las Nuevas Generaciones (donde no olvidemos se denunciaron amenazas de muerte).

Compañeros, todos los mensajes que este vídeo lanza parecen "doctrina". ¿Habrán colaborado los obispos en él? No me apostaría nada.

¿Qué retos tiene el PP? ¿De qué equipo habla? En Palencia, totalmente fragmentados a causa de la famosa alcaldesa de Baltanás lo mismo que las Nuevas Generaciones en Palencia. No hace falta nada más echar un vistazo a la web de estos alevines de PP para darse cuenta de que en el libro del PP de Palencia en particular y en España en general son un mero apéndice.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece vergonzoso como utilizan a la gente de otro color meramente como icono.

Anónimo dijo...

No sé si este es el video realmente de campaña del PP, ya que he visto el de su canal que presentaron el pasado sábado en Valladolid y es clavado, lo único que lo de 2007 no lo dice.

¿Esto es la originalidad del PP? Madre mía, que pocos originales son, de verdad.

Anónimo dijo...

Cydonia, siento desilusionarte, pero este no es el vídeo de la campaña del PP...pero casi!!!!!! Salvo por lo del final.

Completamente de acuerdo contigo en su falta de originalidad y en la utilización de todos los iconos cuando sabes que pueden aprovecharse de ello.

¿No salen topillos en el vídeo? Seguro que si te fijas bien verás alguno.

Pucela dijo...

Este vídeo es prácticamente el mismo que el empleado en en acto del pasado sábado en Valladolid.

¿Se pensarán que no nos íbamos a dar cuenta?

Anónimo dijo...

04/02/08
Entrevista al presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Empezamos con el polémico tema de los 400 euros. Ha dado la impresión de que es una medida improvisada, que no tenían muy clara. ¿Ya saben cómo se hará, si afectará a los autónomos o no...?
La medida es una propuesta de reducción del IRPF por razones de conveniencia para la economía del país, que además produce un incremento de la capacidad adquisitiva de los asalariados y de los pensionistas. La economía necesita un estímulo, las familias necesitan más capacidad adquisitiva para afrontar la subida de las hipotecas y del IPC. Es, además, una medida bastante sencilla e inteligible porque es una deducción de la cuota de una cantidad, que es 400 euros.
Que se hará cómo, finalmente.
Como tiene efectos desde el 1 de enero de este año, en el mes de junio, cuando se espera aprobar, habrá una disminución de la retención de 200 euros por los seis meses de lo que va de año y, a partir de junio, cada mes ya se aplicará la reducción por el resto de la cantidad. El año siguiente será, lógicamente, una reducción cada mes de lo que corresponda de esos 400 euros.
¿Los autónomos quedan excluidos?
Bueno, la cuestión es que estamos hablando de una deducción por trabajo, que afecta conceptual y técnicamente a los que declaran en el IRPF las rentas del trabajo o los que están equiparados, que son los pensionistas. En el IRPF hay tres fuentes de rentas: las del trabajo, la de la actividad profesional y las rentas del capital. La medida de los 400 euros está destinada a las rentas del trabajo. Hay un proceso de aplicación de la modificación del IRPF en el que se permite a los autónomos que tenga sus ingresos provenientes en más de un 70% de rentas de una sola empresa que declaren como asalariados. La cuestión es que aún no se sabe el número de los que se han podido incorporar y tenemos que esperar para evaluar el impacto sobre la medida. No es un problema de improvisación o no, es un problema de que esa reforma coincide este año y seguramente hasta mediados de este mes no lo podremos determinar.
¿Los contribuyentes que declaran en las haciendas forales (País Vasco y Navarra) también se beneficiarán de esa medida?
Esto depende exclusivamente del tramo estatal y lógicamente afecta a todo el mundo. Hay un procedimiento de acuerdo permanente sobre lo que representa la gestión del IRPF y, lógicamente, tienen que aplicarlo.
Dice que la deducción de los 400 euros se hace para compensar la falta de rentas disponibles de pensionistas y asalariados. Eso significa que es una medida ante una crisis económica.
No, no, no. Estamos en una desaceleración económica. Venimos de crecer de una manera muy alta y vamos a crecer a una velocidad de crucero, pero como queremos seguir manteniendo un crecimiento alto, hacemos un estímulo a la economía, y lo hacemos porque podemos hacerlo, porque tenemos superávit. Esto, otras economías no lo pueden hacer.
¿Qué pasa en años sucesivos si no hay superávit? ¿Nos van a pedir una derrama a los contribuyentes?
La economía española ha incorporado en estos tres últimos años tres millones de empleos y se ha capitalizado, no sólo porque tiene más trabajadores en el sistema productivo, sino porque ha adquirido mucha más fortaleza desde todos los puntos de vista. Y desde luego, en el IRPF una disminución de 5.000 millones de euros es absolutamente asumible sin ningún problema para la economía de este país, con más ingresos o con menos ingresos.
O sea, el compromiso es que si usted gana, haya superávit o déficit, cada año 5.000 millones de las cuentas públicas se destinan a la devolución a los contribuyentes.
Bueno, vamos a ver, una vez que se adopte la medida ya no sería devolución, sería reducción de impuestos en toda la legislatura.
¿Va a haber una reforma más profunda del IRPF?
No, no, ésta es la reforma del IRPF, sólo ésta. Es verdad que el IRPF se reforma cada equis tiempo. No quiero decir que no podamos hacer alguna otra reforma, pero en principio ésta es la reforma, que tiene un objetivo muy claro: reducir lo que pagan a Hacienda los trabajadores, los asalariados, aquellos que contribuyen en función de una nómina o de una renta pública, como es una pensión, que, por cierto, son los grandes sostenedores del IRPF.
¿Por qué si es una medida tan justa ha sido tan criticada desde instancias de su propio partido y desde los sindicatos porque no es progresiva, y desde el partido de la oposición porque es un intento de compra de votos?
La democracia es un sistema que tiende a eliminar la simplificación. Las críticas son muy distintas. Primero, no reconozco críticas en mi partido, no las he escuchado. Ésta es una medida muy progresiva, porque para el que paga 400 euros a Hacienda la reducción es del 100%, al que paga 1.000 euros se le rebaja un 40% y al que paga 10.000, sólo un 4%. Es difícilmente imaginable una fórmula más progresiva, partiendo del principio de que a todos les reconocemos la capacidad de contribuir y todos han contribuido al superávit. Evidentemente, los ingresos mayores contribuyen más y, sin embargo, reciben menos.
¿Y aquellos que no presentan declaración porque no llegan al mínimo exigido?
Si no han pagado no se les puede devolver nada.
Sí, pero han pagado vía retención...
Pero si han pagado vía retención y les sale a declarar positivo, no tienen que pagar. Con esta medida, cerca de dos millones de personas que tenían que declarar no van a declarar. Prácticamente, más de un 50% de los mileuristas quedan exentos. Creo que todo el mundo entiende que no podemos devolver a quien nada ha dado. Pero nadie que haya aportado algo va a quedar, lógicamente, sin que se le devuelva.
No ve, entonces, muy justificadas las críticas.
Bueno, a ver, estamos en un proceso electoral. No se recuerda que los competidores apoyen tus propuestas. Eso forma parte de la lógica. Y decía, los sindicatos normalmente son bastantes reacios a cualquier tipo de rebaja de impuestos. Es una posición de principios. Yo he discutido muchas veces con ellos. Mi opinión es que no hay que tener una actitud dogmática ante la política fiscal, que la política fiscal es una política instrumental, y en ocasiones es progresista hacer una determinada reducción de impuestos. Si lo haces bien, lógicamente es favorable a la economía. Si esta reducción de impuestos nos va a permitir crecer un 0,5% más del PIB y crear 100.000 empleos, no cabe ninguna duda que estos empleos van a ir a manos de trabajadores y, por tanto, también tiene un componente progresista. Es una medida que, aunque aparezca formulada muy concreta, aunque sea, digamos, visible, es de política económica. Esto me recuerda un poco a lo que ha sucedido con los 2.500 euros (por hijo). Al principio también hubo muchas críticas, que si electoralismo, que si no era progresiva. En fin, todo tipo de cosas. Cuando llegamos al debate de la ley en el Parlamento, al final lo que proponía todo el mundo era más dinero en la prestación por natalidad. A día de hoy, la medida tiene una aceptación prácticamente unánime por la opinión pública.
¿Cree que va a pasar lo mismo con ésta?
Absolutamente ¿Por qué? Porque es bien razonable. Es decir, la economía se desacelera suavemente, ha habido una cierta presión de precios, tenemos superávit, que es un superávit estructural por nuestro volumen de capacidad económica. Por tanto, parece que lo razonable es hacer una propuesta como ésta: dedicar una parte, que no llega al 25% del superávit de este año, a lo que representa dar mayor capacidad adquisitiva y estimular, animar el consumo.
El PP también propone es su programa una reforma fiscal para rebajar lo que se paga por IRPF; propone, como el PSOE, reducir el Impuesto de Sociedades y propone, al igual que el PSOE, eliminar el Impuesto de Patrimonio. Es decir, parece que hay una cierta unanimidad en la política fiscal de ambos partidos ¿Significa esto que la política fiscal del PP es progresista o que la del PSOE es liberal?
El PSOE ya ha rebajado el Impuesto de Sociedades y no está en nuestra intención rebajarlo más. Yo creo que las diferencias desde el punto de vista de la acción política hay que buscarlas en la orientación del gasto. Nosotros hemos crecido y hemos ahorrado para repartir. Esa es nuestra principal finalidad. Por eso hemos subido el Salario Mínimo Interprofesional un 30%, hemos subido las pensiones mínimas un 30% y hemos comprometido una subida de hasta 850 euros de la pensión mínima con cónyuge a cargo y de 700 euros para las personas que viven solas; hemos incrementado las becas en 250.000 al año, hemos aprobado la prestación por maternidad de 2.500 euros, hemos aprobado las ayudas al alquiler de 210 euros al mes para jóvenes de entre 22 y 30 años, hemos hecho una política de fuerte desarrollo social, a la que hay que sumar la Ley de la Dependencia, que es estructural, y la Ley de Igualdad para favorecer la conciliación. Sólo se puede repartir lo que se crea. Para generar riqueza hay que tener una política fiscal competitiva y justa. Y una política fiscal competitiva es que las empresas puedan tener márgenes para invertir y para crear empleo. Nosotros rebajamos el Impuesto de Sociedades, que no se rebajaba desde hacía 20 años, para que las empresas puedan tener esas posibilidades y en la media europea no estemos en una posición de desventaja. El IRPF es un impuesto que en nuestro país, por su estructura, lo sostienen fundamentalmente las clases medias, trabajadores asalariados más o menos cualificados y profesionales. Y mientras los ingresos públicos lo permitan, la tendencia a que se produzca esa disminución de impuestos es lógica y positiva. Creo que alguien de orientación progresista debe, ante todo, velar por que se creen riqueza y empleo, porque sin crecimiento económico y sin empleo no hay ni ingresos fiscales ni, por supuesto, capacidad para llevar adelante políticas fiscales.
En las últimas semanas hemos tenido dos malas noticias: una, el incremento del desempleo, otra, terrible, los precios. ¿No cree que al final de la legislatura se está deteriorando un poco la economía?
Hombre, hay cuatro noticias económicas a mi entender. La primera, y la más importante, es que hemos terminado 2007 creciendo al 3,8%, y el último trimestre, cuando ya se hablaba de crisis, al 3,5%, un porcentaje al que no crece ninguna de las grandes potencias económicas del mundo. Estados Unidos está creciendo al 0,6% y nosotros al 3,5%. Por tanto, todo lo que sea estar por encima del 2% o 2,5% es un crecimiento razonable para una economía como la española. Si estamos en el 4% es un crecimiento estupendo.
La segunda noticia económica ha sido el repunte de los precios hasta el 4,4%. El 100% del aumento de precios que se ha producido desde septiembre se debe al aumento del precio del petróleo y a la subida del precio de los cereales como consecuencia de una crisis internacional de oferta. Todos son factores externos que afectan a todas las economías del mundo y afectan un poco más a aquellas economías que son muy dependientes del petróleo. Nuestro sistema energético hace que tengamos una dependencia del petróleo del 80%. Dicho esto, y aunque es una explicación un poco difícil a veces, el tocar la cifra del 4% de subida de precios tiene que ver también con lo baja que era la inflación en el mismo mes del año anterior. Es decir, como la base de la que se partía era muy baja, en cuanto hay una cierta subida la proporción de esa subida da una cifra alta. De hecho, vivimos la paradoja de que 2007 ha sido el año con la inflación media mejor de los últimos 10 años y lo hemos terminado con una inflación por encima del 4%.
La tercera noticia económica es que el euríbor está bajando. A partir de junio o julio, mucha gente va a notar esas bajadas.
No lo sabemos, presidente, igual que no sabíamos hace un mes que la Reserva Federal americana iba a bajar dos veces un punto y medio.
Bueno, lo veremos. Hoy, los pronósticos de los economistas son muy acertados.
¿Usted está pagando una hipoteca?
Sí, claro.
¿Variable?
Sí.
¿Ha tenido algún descenso?
No, no, no. Hasta ahora con incrementos porque la suscribí hace poco.
Hablaba de cuatro noticias económicas.
Sí, la cuarta, que es la más importante, es el superávit. Ayer (por el jueves) me lo decía Angela Merkel, que le daba envidia porque ellos están peleando para no pasarse del 2% de déficit. Para que nos hagamos una idea: un déficit del 2% en una economía es un déficit llevadero, no provoca impactos muy negativos. Eso sería como si nosotros hubiéramos tenido 20.000 millones de ingresos menos que de gastos. Y estamos en una situación en la que hemos tenido 20.000 millones más de ingresos que de gastos.
¿En una escala de 1 a 10 dónde situaría a la economía española?
Estábamos hace año y medio en un 9 y ahora estamos en 6,5 o 7.
Dígame una cosa ¿Por qué usted ve la botella completamente llena y Rajoy la ve completamente vacía? ¿No será que está a la mitad?
No, yo no la veo completamente llena. Creo que matizo. Yo la veo razonable, porque la economía tiene buenos fundamentos, porque hemos creado mucho empleo y porque tenemos recursos para afrontar la desaceleración en la que estamos. Rajoy dice lo mismo que ha dicho durante toda la legislatura. Cuando no hay un proyecto articulado y elaborado, normalmente se tiende a la exageración, al brochazo gordo, como han hecho en todas las cosas. Se prescinde de los matices, de la ponderación, de la objetividad. Han pasado de España se rompe, la familia se rompe a la economía se rompe. Claro, que Rajoy hable de las economías familiares cuando se ha opuesto a la subida del Salario Mínimo a 800 euros, que Rajoy hable de los sueldos de las familias cuando congeló como ministro de Administraciones Públicas los salarios de los empleados públicos, que él y su partido hablen de la renta de las familias cuando no subieron nada las pensiones mínimas... indica que no les importan nada la renta y los problemas de las familias más necesitadas, porque si les importara habrían hecho algo cuando pudieron hacerlo. Ahora hablan de boquilla. Y lo que pasa es que Rajoy no es que vea la botella vacía es que, sencillamente, no ve la economía.
¿Por qué dice eso?
Porque ha estado fuera del debate durante cuatro años. Una de las cosas que me ha llamado la atención es que cuando el PSOE hace propuestas, como ésta que hemos hecho de una rebaja de impuestos, concreta, estudiada, muy precisa, pues se han enfadado mucho, y es porque a ellos no se les ha ocurrido. Lo creo sinceramente.
A pesar de todo, presidente, la percepción de la calle, de la gente que va a hacer la compra no es igual, ni muchísimo menos, que la suya ¿Usted sabe, por ejemplo, cuánto ha subido la leche en los últimos meses?
Pues sí. En el último mes prácticamente no ha subido.
¿Cuánto cuesta un litro de leche?
Depende (ja, ja, ja).
Una marca blanca.
Pues por lo menos te cuesta un euro.
Y hace un año costaba 70 céntimos.
Sí, pero hay otros productos que han bajado de precio. Tengo un seguimiento semanal de la evolución del precio de los alimentos. Todas las subidas en productos de verdad básicos, como el pan y la leche, son consecuencia del arrastre de la subida de los cereales. Otros productos han bajado, por ejemplo el aceite, el pescado fresco. O sea que estoy muy al tanto. Me hace gracia oír a Rajoy proponer una unidad para el seguimiento de los precios. Eso ya funciona. El Ministerio de Economía y el de Agricultura hacen un seguimiento casi diario de los precios.
¿A cómo está el pan ahora?
El pan ha llegado a subir un 15%, un 20%, pero ahora está estabilizado.
Cuánto cuesta una barra, presidente.
70 céntimos.
¿Y la gasolina?
Por encima del euro.
Se ve que ha estudiado mejor los precios...
No. ¿Sabe qué pasa? Pues que en la lista de los precios que yo veo todas las semanas no está el café. Es que no está nunca (ja, ja, ja).
Pero, aunque son ciertos todos esos datos macroeconómicos, el día a día de la gente parece más complicado.
Claro, evidentemente. Si uno está pagando la hipoteca y se la suben 60 euros al mes lo nota. Pero la macroeconomía no es más que la suma de las microeconomías, a ver si nos entendemos. Tres millones de empleos no es una cifra macroeconómica, son tres millones de personas que no tenían empleo y ahora lo tienen, son tres millones de sueldos, es un millón y medio más de hogares donde todos sus miembros trabajan. Por ejemplo, han sido los cuatro años en los que más viviendas se han comprado en España, y por tanto que la gente las tiene, aunque tenga que hacer un esfuerzo para pagarlas; son los cuatros años en los que más coches se han comprado de todas las legislaturas de la democracia. Es decir, que la riqueza patrimonial del conjunto del país se ha incrementado. Y es que no puede ser de otra manera, porque lo que ha crecido la economía en estos cuatro años son 265.000 millones de euros, de los cuales un tercio están en la administración pública, vía recaudación de impuestos, otro tercio está en las empresas y otro tercio está en las familias.
Entonces, presidente, usted cree que la idea de que nos amenaza una crisis económica está sólo en la mente de sus adversarios políticos y no en la de los ciudadanos.
No hay ningún riesgo de crisis. Vamos a crecer menos. Va a haber un ajuste en el sector de la construcción. Va a perder empleo el sector de la construcción, que tenía unas cifras excepcionales para un país de 45 millones. Algo que era esperable.
Y toda esa gente que se va a quedar sin empleo en el sector de la construcción ¿a dónde va a ir?
A la industria, a los servicios... Y vamos a seguir creando empleo en cuanto se clarifique la situación de los mercados financieros. Es verdad que se ha perdido empleo en los últimos meses, fundamentalmente en el mes de diciembre, y en enero se va a perder empleo y probablemente en febrero. Pero hace cuatro años el paro estaba en más del 11% y ahora está en el 8,5%. Es decir, estamos hablando de más tres millones de empleo creados. Tenemos cerca de tres millones más de afiliados a la Seguridad Social. Que haya una reducción en el sector de la construcción de 100.000, de 200.000, de 300.000... es perfectamente asumible y digerible por el sistema sin ningún problema. Es verdad que cuando hay un sector que baja se produce un impacto, sobre todo en la gente que pierde el empleo o que no encuentra un empleo ahí, pero hay una parte positiva en el proceso que estamos viviendo en la economía española, y es que estamos yendo a un modelo más productivo, más sostenible, con mejores fundamentos, por utilizar un término baloncestístico, porque la productividad está aumentando, están mejorando las exportaciones y, desde luego, la industria y la capacidad tecnológica del país mejoran.
Ha apuntado usted en unas declaraciones recientes que uno de los temas estrella de la próxima legislatura, si continúa en La Moncloa, van a ser las infraestructuras. Ya ha anunciado el Plan de Cercanías de Madrid, aunque no ha dicho gran cosa.
¿No he dicho gran cosa? (ja, ja, ja). No se trataba de dar detalles, pero supone prolongación de, al menos, seis líneas, supone una nueva línea transversal del noreste al sureste, supone 20 estaciones nuevas.
¿Y el AVE a Barcelona cuándo lo va a coger para llegar hasta Sants?
Están ya empezando las pruebas. Por tanto, lo que es la obra ya está terminada, y... cuando digan los técnicos.
¿Antes de las elecciones?
Mi opinión es que sí, pero dejemos a los técnicos. Que nadie piense que se les presiona.
Además de los planes de cercanías de Madrid y Barcelona y de completar las líneas de Alta Velocidad ¿hay algún otro plan ambicioso de infraestructuras?
Es que, claro, completar los AVE que están en marcha es una tarea hercúlea. De aquí a 2010 vamos a ser el primer país del mundo en kilómetros de Alta Velocidad. Ahora se está empezando a ver lo que representa una transformación de este calado, con el AVE que ha llegado a Málaga, que ha llegado a Valladolid, que está a punto de llegar a Barcelona. Pero, a partir de ahí, las próximas estaciones serán Valencia, Alicante, León, Asturias, Galicia, Extremadura, Cantabria, toda Andalucía prácticamente. Es impresionante. La legislatura que viene va a ser una legislatura de Alta Velocidad.
Va a ser una legislatura de Alta Velocidad, el país avanza a pasos agigantados, hemos superado a Italia en renta per cápita... Pero cuando se reúnen los presidentes de los países más ricos de Europa, como recientemente los del llamado G-8, el presidente de España no está. Se nos dice que España no pertenece al G-8. Y la pregunta es ¿por qué no pertenece al G-8?
Porque el G-8 es un grupo de países cerrado, que se estableció en un momento dado, y en el que España no está. Eso es tan ridículo como preguntar por qué no estaba Alemania en la Cumbre del Mediterráneo que hicimos en Roma Italia, Francia y España. Es que, sinceramente, me parece insólito hasta qué punto se puede perder la objetividad para lanzar una crítica.
¿Sus malas relaciones con Bush pueden haber influido en que no estemos en el G-8?
Si recuerdan, Aznar anduvo diciendo que quería entrar en el G-8. Yo no he pedido entrar en el G-8, ni creo que a España le suponga un interés especial, porque España debe tener una política exterior de ser respetada por los grandes y de ser apreciada por los emergentes, los medianos y los pequeños.
Pero si seguimos creciendo en los términos que describía antes ¿llegaría un momento en que pediría entrar el G-8 si continúa como presidente?
Pues, la verdad es que hay que preguntarse en qué nos beneficia eso.
¿No le ve ventajas?
Bueno, no. Yo quiero que me las digan. ¿Alguien recuerda que de alguna reunión del G-8 haya salido una decisión absolutamente trascendente? Yo creo que hay que contar con más gente. Hay que contar con Brasil, con la India... Hay que tener una visión multilateral del mundo.
No se ha visto contrariado, entonces, por no haber estado en esa reunión.
Al contrario, me ha producido algún divertimento, porque ha salido más esa reunión en la prensa española que en toda la prensa europea. Estamos en campaña.
RELACIONES EXTERIORES
Hablábamos de sus malas relaciones con Bush o sus pocas relaciones con Bush. ¿Quién es su interlocutor en Estados Unidos?
Tengo muy buena relación con Clinton.
Es un ex presidente.
Que no es poco ¿no?
No es poco, pero ¿de la actual Administración americana?
Con Condolezza Rice he tenido muy buena relación, y respetuosa.
¿Y con el presidente Bush?
Pero vamos a ver: ¿alguien puede creer que yo pueda tener una buena relación con Bush? Pues no, es evidente.
Aparte de esos saludos que todos hemos visto ¿ha tenido alguna conversación privada con Bush?
He tenido alguna conversación privada con él cuando nos hemos encontrado en algún foro internacional, pero como son conversaciones privadas las voy a mantener en privado para no dar lugar a especulaciones que podrían ser malinterpretadas.
¿Quién cree que va a ganar las primarias americanas en cada partido?
Yo creo que en los republicanos parece que se va a imponer McCain y en los demócratas... me gustan los dos, pero es un poco pronto y no me atrevo a dar un pronóstico de quién va a ganar. En todo caso, hombre, yo preferiría que hubiera un presidente demócrata.
Ha dicho su ministro de Defensa varias veces que las misiones de España en el extranjero no deberían ser para siempre. ¿Le pondría una fecha al regreso de nuestras tropas del Líbano y Afganistán?
La comunidad internacional, liderada por Naciones Unidas, tiene que asumir que una misión de paz y estabilidad ha de tener un fin. Una vez que se puedan garantizar la paz y la estabilidad, pues hay que retirar las tropas. No hay posibilidad de dar una fecha, pero yo, desde luego, sí creo que en Afganistán hay que acelerar la asunción de responsabilidad por parte del Gobierno afgano para garantizar la seguridad. Hay que hacerlo con los países de la UE, especialmente Alemania, pero hay que acelerar la acción política para que el tiempo de nuestra presencia militar sea corto.
Hemos cerrado con el regreso del embajador marroquí uno de los frentes de política exterior que teníamos abierto. Nos queda Venezuela. ¿Ha mantenido alguna conversación reciente con Hugo Chávez?
No, no he hablado con Hugo Chávez recientemente. Yo espero que las aguas se calmen poco a poco y que entre Venezuela y España, que son pueblos muy cercanos, esa relación se haga con respeto a las instituciones y con respeto a los gobiernos.
Sus adversarios políticos creen que el presidente venezolano había encontrado en usted a un valedor. No sé si tanto, pero, al menos, usted sí ha sido respetuoso con el régimen venezolano. ¿Siente que ha traicionado su confianza?
Bueno, cualquiera que evalúe al presidente venezolano sabe qué personalidad tiene. No me extrañó lo que sucedió en la cumbre de Chile porque conozco cómo es su personalidad, igual que a nadie le debería extrañar que yo le reclamara respeto para el ex presidente Aznar. Él tiene que evaluar si esa trayectoria representa de verdad lo mejor para su país... Pero en la política general y en la política exterior en particular yo siempre agoto las posibilidades de diálogo, de respeto, de puentes de entendimiento. Eso es útil y es una buena inversión a medio y largo plazo.
LA MONARQUIA
Se refería a la Cumbre de Chile en la que el Rey también tuvo un papel protagonista. Parece que usted ha recuperado con la Corona la sintonía que se perdió, según parece, con su antecesor en el cargo. Y la ha recuperado hasta el punto de que en esa maratoniana entrevista que celebró hace un mes en La Moncloa...
Sí, debo confesar que acabé agotado (ja, ja, ja).
Bien, pues en esa entrevista maratoniana, yo también le confieso que me sorprendió que un hombre como usted de tradición republicana dijera que, por estar en la Constitución, es tan democrático tener un Monarca, de acuerdo al principio sucesorio, como tener un presidente elegido por los ciudadanos. No sé si es eso lo que quiso decir.
Absolutamente. Pero es que la democracia son dos cosas, tan importante una como la otra y unidas indisociablemente. Una, la voluntad popular en la elección del Gobierno, y dos, respeto a las reglas, a las leyes constitucionales. Si esta segunda no actuara podíamos tener un arbitrismo fruto de lo que decidiera cada gobernante con la legitimidad del pueblo. Y en el momento fundacional de nuestro sistema democrático establecimos que la jefatura del Estado era una Monarquía parlamentaria. Por lo tanto, tiene toda la fuerza democrática, toda. Como presidente del Gobierno, he entendido siempre que la mejor manera de hacer por la democracia es respetar mis obligaciones constitucionales. La Constitución dice que el jefe del Estado es el Rey, que la forma de gobierno es la Monarquía parlamentaria, y una buena escuela democrática aconseja ser muy respetuoso con todas las instituciones constitucionales. El pensamiento republicano es tanto el pensamiento democrático como el pensamiento de que gobiernan las leyes, no los hombres. Como presidente del Gobierno debo gobernar más con el cerebro de las leyes que con lo que puede representar mi pensamiento. Esto es el pensamiento republicano. Y a la pregunta que me hacía, pues es evidente que la respuesta inicial fácil es decir, hombre, mejor que alguien sea elegido por todos. Para España, con mi experiencia como presidente del Gobierno, la Monarquía, esta Monarquía, tal como está concebida, tal como funciona, es útil. Para nada limita o condiciona lo que son los valores democráticos.
Presidente, eso significa que llegó usted republicano a La Moncloa y se ha hecho monárquico trabajando día a día con un Rey que no se sale de su papel.
No, no, yo llegué, permanezco y saldré intentando ser un buen demócrata, intentando cumplir y hacer cumplir las leyes, la primera la Constitución, y la Constitución establece que la jefatura del Estado es una Monarquía. Y si alguien debe tener eso muy claro para el buen funcionamiento del equilibrio institucional es el presidente del Gobierno.
¿El ciudadano Rodríguez Zapatero es republicano o monárquico?
En la España que vivo, en la España que conozco y que conoceré me inclino por mantener la Monarquía.
La principal cuestión pendiente sobre la Monarquía es eliminar la discriminación en la sucesión al trono, que conlleva una reforma constitucional. Parece que están todos de acuerdo pero no se termina de llevar a cabo. ¿Hay alguna previsión, algún plazo establecido para afrontar esta reforma?
Hay que hacerla obligadamente por consenso y hasta que no tengamos unas condiciones de consenso no la haremos. Hay que encontrar el momento político de una cierta tranquilidad. Tenemos que encontrar un amanecer político para abordar algunos de los diálogos pendientes y llegar a los acuerdos necesarios. Lo razonable es que sea un proceso para cuando termine la próxima legislatura. Es un proceso que exige la reforma de la Constitución y eso es muy difícil hacerlo.
EL MODELO TERRITORIAL
¿Esa reforma constitucional que necesariamente se tiene que abordar puede ser la ocasión para cerrar definitivamente el modelo territorial de España, para establecer un techo de competencias o incluso recuperar las que el Estado considere que se deben recuperar?
Yo creo que lo que es el abanico de competencias para integrar el autogobierno, básicamente se ha completado con la reforma de los Estatutos. Eso no quiere decir que el modelo de organización territorial no necesite reformas y cambios cada cierto tiempo. Por ejemplo, la financiación autonómica, los mecanismos de cooperación, la participación de las comunidades en las tareas del Estado, el papel del Senado. Pero insisto en que con el resultante de la reforma de los Estatutos el campo de autogobierno está básicamente completado.
LAS ELECCIONES
Hablando de reformas institucionales: ¿Cree que sería una buena medida de higiene democrática limitar a dos los mandatos del presidente del Gobierno?
Es que eso es una pregunta para un sistema político distinto al nuestro, es para un sistema político presidencial. Pero en un sistema parlamentario eso no es planteable.
Pero también podría ser algo así como una norma no escrita.
Pues no, no soy partidario.
Y si gana se volverá a presentar.
Lo diré cuando termine la legislatura.
Vamos a hablar de elecciones un poco.
Ah, de obispos, entonces (ja, ja, ja).
Si gana en escaños y pierde en votos ¿intentará formar gobierno?
Vamos a ganar en votos y escaños.
¿Y si ocurre lo otro?
No es responsabilidad de los líderes políticos, en primera instancia, tomar la iniciativa para formar gobierno. Es el Rey quien tiene que proponer a alguien para la investidura. Por tanto, habrá que respetar el trámite.
Le voy a poner una hipótesis. El PSOE tiene un escaño menos que el PP, pero el Rey ve, después despachar con los líderes políticos, que el PP no va a poder formar gobierno y usted sí ¿Aceptaría?
Yo sólo he puesto una premisa, la misma que puse hace cuatro años, que es tener más votos que el PP.
Puede tener menos votos y más escaños.
Ya sé que esto es muy bonito como alquimia y elucubración política, pero no se va a dar. Quien tenga más votos va a tener más escaños.
En Cataluña se ha dado.
Pero en España nunca, y ya le digo yo desde aquí que no se va a dar.
¿Aspira a una mayoría absoluta?
Yo aspiro a una mayoría amplia. Por mi forma de ser, absoluta es una palabra que no entra en mi vocabulario.
¿Aspira a ganar en la circunscripción de Madrid?
Por supuesto.
Pero en las últimas elecciones ganaron en el conjunto de España y en Madrid perdieron.
Sí, pero hay que ver de dónde veníamos. Todo el mundo sabe que Madrid es una comunidad en la que el PP lleva unos años ejerciendo una hegemonía política, hay una elección disputada y aquel fue un buen resultado para el Partido Socialista.
EL PP Y LOS OBISPOS
¿Se ha equivocado Rajoy al no incluir a Gallardón en las listas electorales?
Eso es un ejemplo de dos cosas: la primera, que en estos momentos el PP está conducido por los sectores más conservadores, que no aceptan a Gallardón, y la segunda, una incapacidad para conducir ese barco. Si alguien no es capaz ni de resolver una lista de Madrid pues podrán imaginárselo ante los problemas que tiene la gobernabilidad de un país. Lo de Gallardón, en sí mismo, tiene el valor que tiene, pero abona hipótesis que podían tener muchos ciudadanos sobre ese control del PP por los sectores más derechistas, por los aledaños de emisoras de los obispos que quieren mandar... quieren mandar. Mandan ya en el PP y quieren mandar en España. Es así de fácil. Esto es básicamente lo que hay en juego en estas elecciones.
¿La COPE quiere mandar en España?
El entorno, ese entorno pseudointelectual.
¿Qué le parece la nota que hizo pública el jueves la Conferencia Episcopal sobre las elecciones?
Me gustaría haber visto una nota de los obispos en la que las palabras que predominaran fueran concordia, convivencia, diálogo... y no una en la que predominan admoniciones, reproches, división, establecer lo que es justo o injusto, lo que es legítimo o ilegítimo...
...Y lo que hay que votar o no hay que votar.
Sí, lo que pasa es que yo creo que los obispos deberían haber descubierto hace tiempo que los españoles se sienten muy libres y no admiten imposiciones de nadie. Y seguramente a muchos católicos les gustaría tener unos obispos, -manteniendo sus principios morales y la defensa de determinados derechos, por supuesto- más sensibles ante los problemas de la miseria en el mundo. Es significativo que en toda esa nota, que es larga, no se diga nada de la ayuda a la cooperación y al desarrollo que hace España, porque hay una parte importante de esa ayuda que la hacen ONG de signo católico, con las que colaboramos, y en el Gobierno estamos muy contentos de ello.
Los obispos abrieron la legislatura con manifestaciones y la están cerrando con notas en las que piden que no se vote al Partido Socialista. ¿No se le ha pasado por la cabeza la idea de romper el Concordato entre España y la Santa Sede?
Hay un contrato entre el sector más duro y más radical de los obispos y el Partido Popular. Es evidente ¿no? Unos nos atacan y secundan las manifestaciones y otros anuncian que retirarán la Educación para la Ciudadanía, que cambiarán la ley del matrimonio homosexual...
Y el Gobierno reacciona ante ese frente, ante ese contrato, mejorando las condiciones de la Iglesia.
Pues el Gobierno reacciona respetando la Constitución y lo que en mi opinión es el espíritu de la Constitución. La Constitución dice que estamos en un estado aconfesional, un estado laico, que defiendo activamente como es perfectamente notorio. Pero también establece que los poderes públicos han de tener una relación especial con la Iglesia católica porque es la confesión mayoritaria. Dentro de esa relación hay unos acuerdos y, desde luego, no me reconocería a mí mismo, si mi reacción por la campaña antigobierno que hace la Conferencia Episcopal contra el PSOE fuera privarles de la financiación o decir hasta aquí hemos llegado. No me reconocería a mí mismo. Seguramente eso respondería a un modelo de actuar, a un modelo de ser que poco coincide con mi voluntad de diálogo, con mi tolerancia.
Entonces, si gana, no se ve denunciando el Concordato ni planteando otra relación con la Iglesia.
Me veo siendo tan firme como he sido en las leyes de desarrollo de derechos civiles más avanzadas del mundo, donde no he vacilado ni un minuto. Tan firme como dialogante con aquellos que mantienen posiciones contrarias a las mías. Creo que mi obligación como presidente del Gobierno es gobernar para todos, incluso para aquellos que hacen campañas como la que están haciendo los obispos.
Esa marcha atrás que ha emprendido su Gobierno en temas como el aborto ¿tiene algo que ver con esta postura que mantiene la Iglesia?
No, no, porque aquí ha habido leyes que han provocado mucho más rechazo. La ley que más rechazo ha provocado por parte de la Iglesia, por la que más se han movilizado, ha sido la ley del matrimonio homosexual porque suponía para ellos un ataque a la familia. En fin, algo que a mí me parece insólito. No, en el tema del aborto vamos a hacer una reflexión, un análisis con datos contrastados de cómo ha sido la aplicación de la ley vigente, y vamos a tener un diálogo con las organizaciones que participan desde el punto de vista médico y científico. Y también vamos a buscar un consenso político para abrir la posibilidad de una reforma de la ley. Es un consenso, además, que se gana con el tiempo. Por ejemplo, hicimos la ley del divorcio exprés. El PP puso el grito en el cielo y ahora ya he oído a Rajoy decir que no cambiaría esa ley. Con esta derecha, que siempre va veinte años por detrás en la democracia... No quiero mirar más atrás, pero en democracia, en cuestiones de principios, de valores, de derechos va veinte años por detrás. Bueno, pues con esta derecha vamos a ver si en la próxima legislatura podemos establecer un diálogo más sereno.
Por cierto ¿Usted se confiesa?
No, no me confieso... (ja, ja, ja)
Pero es cristiano.
Bueno, estoy bautizado y me he casado por la Iglesia.
¿Reza?
No, no rezo. Mi suegra debe rezar por mí.
LUCHA CONTRA ETA
Vamos a hablar, inevitablemente, de terrorismo. ¿Se puede acabar policialmente con ETA?
Se puede debilitar mucho policialmente a ETA y hay que hacerlo, pero exige un gran esfuerzo del Estado y el apoyo de todos los partidos políticos. Al final, es también una forma de que llegue el momento que tendrá que llegar, y es que ETA deje unilateralmente la violencia. De hecho, ETA está en ese proceso, en el proceso de que no tiene otra solución.
¿Sólo debilitar mucho, no acabar?
Debilitar mucho. Yo creo que tenemos que ser honestos. Policialmente llevamos cuarenta y tanto años y no ha resultado fácil. Creo que ningún presidente del Gobierno puede garantizar el fin de ETA aunque luche denodadamente para que eso se produzca.
¿Y el tramo final entre debilitar y acabar?
Podemos entrar en un debate que he vivido ya en estos cuatro años entre los conceptos más absurdos, que son diálogo, encuentro, contacto... Todo esto me parece que ha entrado una perversión politizada espectacular. Un Gobierno ante un grupo terrorista sabe lo que tiene hacer, cómo lo tiene que hacer, cuándo lo tiene que hacer. Lo que no es frecuente ni lógico, porque se pervierte todo, es que esto sea motivo de confrontación partidista. Ahora, ETA debe saber que ha tenido una oportunidad –nadie dudará que mi voluntad de intentar llegar a ese final dialogado ha sido una voluntad muy muy grande-, que ha perdido esa gran oportunidad y que sólo tiene una decisión por delante: la declaración unilateral del fin de la violencia.
¿Eso lo que significa la frase “no hay expectativas de diálogo” que han incluido en su programa electoral?
Es muy sencillo: había un diálogo para el fin, ahora sólo cabe el fin y después ya veremos.
¿Cometió un error al declarar que hubo contactos con ETA después del atentado de la T-4?
Decir lo que ha pasado, cuando se puede decir y con la prudencia que exigen estas cosas, no es un error, es un ejercicio de sinceridad. Me produce una cierta sorpresa, porque ésta sería la primera vez que uno se tiene que defender a sí mismo por algo que cuenta con la mayor naturalidad.
¿Pero antes no se había dicho que había habido esos contactos?
Mire, antes se había dicho lo mismo que he dicho ahora, exactamente lo mismo, que después de la violencia se había acabado la posibilidad de un proceso de paz con diálogo. Y se acabó. La prueba de que se acabó es que ETA rompió el alto el fuego. Si no, no lo hubiera roto. Y lo único que el Gobierno hace y hará siempre que sea necesario para la lucha antiterrorista es, lógicamente, tener la información oportuna.
Pero... con ese razonamiento se puede pensar que ahora puede estar habiendo algún tipo de contactos.
No. Ahora no hace falta tener información. Es evidente. En el momento en que rompe el alto el fuego, lo único que hay es toda la firmeza por mi parte para combatir a ETA en todos los frentes. Toda la firmeza. Pero, como he dicho, en el intento del proceso de paz hubo mucha gente: expertos, organizaciones internacionales, incluso representaciones oficiales de otros países que participaron y que hasta el último momento apuraron todas las posibilidades de que no se consumara la ruptura del alto el fuego.
Después de una legislatura en la que no han dejado de lamentarse de que el PP utilizara el terrorismo como arma política, resulta que incluyen en su programa electoral el propósito de establecer “la máxima coordinación” con los populares en política antiterrorista. Eso es un reconocimiento de que no la ha habido y suena a arrepentimiento.
No, eso es la esperanza de que haya otro PP.
En estos días se están poniendo en marcha los mecanismos para ilegalizar a ANV. ¿Hace medio año no se conocía su vinculación con ETA? ¿Por qué en las pasadas municipales se miraron las listas con lupa para ilegalizar un 50% de sus candidatos y autorizar el otro 50% y ahora se plantea, como principio, ilegalizar al 100%?
La Ley de partidos y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional establece unos requisitos exigentes para ilegalizar un partido o rechazar una lista electoral. ANV era un partido legal, sin actividad, sin proyección pública. En un momento dado emerge desde la legalidad con un número elevado de listas, con unos estatutos que rechazan la violencia. Por tanto, para llegar a la determinación de que se ha convertido en alguien que sucede a Batasuna debe haber elementos materiales, probatorios, hechos que confirmen esa situación. Para una reacción en el orden jurídico, limitativa de los derechos fundamentales, no valen los indicios políticos. Lo que valen son las pruebas y los hechos. Y es fácil de entender que se necesite un tiempo para que pase lo que ha pasado y para que se pueda investigar lo que ya se conoce: su vinculación con Batasuna. Parece que esto lo puede entender todo el mundo.
Lo que no entiende todo el mundo es que el proceso de ilegalización se inicie y se materialice justo antes de unas elecciones generales. Es inevitable que exista la sospecha de que se hace por motivos electoralistas.
Lo que pasa es que, desde hace dos meses, de cada diez decisiones políticas cinco se consideran electorales. Insisto en que ha sido una investigación muy minuciosa, muy exhaustiva que no se hace en un día.
¿Tiene la impresión de que el presidente de la asociación mayoritaria de víctimas del terrorismo está al servicio del PP?
Hombre, parece que está más cerca de ese partido que de cualquier otro.
VIOLENCIA MACHISTA
En 2007 ha habido más mujeres víctimas de malos tratos que en el año anterior ¿Ha fallado la ley, habría que tomar otras medidas?
Es una ley para apoyar a las mujeres que sufren malos tratos, y eso la ley lo ha garantizado porque hay muchas más mujeres protegidas y las mujeres que han sufrido malos tratos tienen mucho más apoyo social desde todos los puntos de vista. La ley también ha representado un gran impulso en el número de juzgados de violencia contra la mujer y en el número de policías y de guardias civiles que están destinados a la violencia de género. Es verdad que no hemos reducido el número de víctimas mortales con la ley. Tenemos que darnos un poco más de tiempo. La esperanza mayor está no sólo en las medidas sino también en la conciencia creciente de la sociedad de rechazo radical a cualquier actitud machista y a los malos tratos, y la colaboración creciente de la ciudadanía que ha dejado de considerar una cuestión privada el maltrato a las mujeres para considerarla una cuestión de responsabilidad pública.
Les pedimos a nuestros lectores que nos hicieran llegar preguntas para usted y ha habido una cuestión recurrente de muchas mujeres que dice: ¿Cómo es posible que el Estado tenga dinero suficiente para proteger del terrorismo a los políticos y no lo tenga para proteger de la violencia machista a las mujeres? En el último año ha habido dos víctimas del terrorismo y 86 mujeres víctimas de la violencia machista.
Lo que pasa es que el universo de mujeres amenazadas es un universo más indeterminado. Es verdad que aquéllas que han tenido una amenaza cierta de malos tratos están con sistemas de protección que hay que reforzar. La amenaza del terrorismo es mucho más concreta, directa y con un universo reconocido.
LOS JÓVENES Y EL “NO NOS FALLES”
El día que gano las elecciones, cientos de jóvenes le gritaron en la calle Feraz: “No nos falles”. Hoy, uno de esos jóvenes, mileurista, que sigue en casa con sus padres porque no tiene recursos para independizarse puede pensar que le ha fallado, presidente.
Mi interpretación del “no nos falles” es que fue como consecuencia de la posición que mantuve ante la Guerra de Irak. Es decir, querían un gobierno que defendiera unos principios, unos valores, y que fuera coherente. Dicho esto, hay cerca de un millón más de jóvenes trabajando; hay cerca de un millón más de contratos estables, la gran mayoría jóvenes que han pasado de tener un contrato temporal a un contrato indefinido; son jóvenes que prácticamente no van a tener que pagar impuestos siendo mileuristas en estos próximos cuatro años; son jóvenes que tienen ayudas para el alquiler, por primera vez, de 210 euros al mes; son jóvenes que viven en uno de los países más abierto y tolerante, que tiene las leyes más progresistas en materia de derechos y libertades. Creo que hemos hecho un gran esfuerzo y que somos referencia para muchos jóvenes del mundo.
TEST AL PRESIDENTE
¿Qué libro está leyendo?
Estoy leyendo una recopilación de obras completas de Azaña, editada por el Centro de Estudios Constitucionales.
¿Qué programa de televisión ve?
Me gustan ‘House’ y ‘Anatomía de Grey’.
Y Patricia Conde, no lo niegue.
Me gusta el programa ‘Sé que lo que hicisteis…’, aunque por la hora no lo veo mucho.
¿Cuánto tiempo dedica a sus hijas?
Menos de lo que desearía, pero más de lo que se imagina mucha gente. Desayuno prácticamente todos los días con ellas, ceno un 70% de las ocasiones con ellas y como un 50% de veces con ellas.
¿Cuántas horas duerme?
Seis horas y media.
¿Qué música prefiere?
Me gusta cada vez más la música clásica.
¿Ópera?
Sí, si ópera. Cada vez me gusta más.
¿Desde cuando no va a un concierto?
El último al que fui, y no hace mucho, fue a una ópera en la que Sonsoles cantaba. Y la última en la que ella no cantaba fue La flauta mágica.
¿Y al cine?
Desde que soy presidente al cine he ido alguna vez, de la forma lo más desapercibida posible. Pero ahora veo casi todas las películas en la televisión. Me gusta mucho el cine y me gustaría mucho más de lo que voy.
¿Conduce?
No, ahora conduzco poco para no complicar la vida a las personas que velan por mi seguridad.
¿Cocina?
No. Lo mínimo. No soy una persona con vocación por los aspectos gastronómicos más allá de lo que es normal.
¿Cómo van sus clases de inglés?
Hace ya tiempo que no practico.
O sea que va a esperar a salir de la presidencia, como su antecesor, para dedicarse al inglés.
Cuando tengo algo de tiempo perdido siempre procuro practicar. Es verdad que también hay que defender el idioma propio. Es decir, es inimaginable que a un inglés se le pregunte: ¿Cuándo va a aprender usted castellano? El castellano es en estos momentos el idioma que más espacios conquista. Pero teniendo el castellano, hagamos todo el esfuerzo por defender que se hable en el mayor número posible de lugares.
Y el poco tiempo libre que tiene ¿a qué lo dedica?
A correr, a andar por el monte, que me gusta mucho, a procurar estar físicamente lo mejor posible.
¿Perro tiene?
No. Las niñas tienen un pequeño chucho maltés de esos.
¿Cómo se llama?
Se llama Wini.
¿Gatos tampoco?
No (ja, ja, ja)

Cydonia dijo...

Gracias por la entrevista. Es muy interesante.

Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Realmente alguien cree que así es como ve el PP el país de España? No nos engañemos y que no nos engañen.

¿Cuál será la siguiente falacia?

Anónimo dijo...

no marques la casilla de Miriam Andrés. El bufete acabará con el partido en Palencia. Nozal senador.

Anónimo dijo...

Ay Cydonia-Pepiña¡¡ No sé quien serán tus "fuentes consultadas" pero creo que son como tu ortografía: muy penosas.
Ese video es el de presentación de candidatos del PP para las ELECCIONES MUNINCPALES y AUTONÓMICAS del año pasado y tú nos quieres hacer ver que es reciente. Lo siento, te han vuelto a colar un gol. Cambia de "fuentes" y tápate un poquito.

Anónimo dijo...

Para el último (penúltimo) "anónimo":

Dos cosas:

- se nota que el sábado no estuviste en la presentación del PPen Valladolid (la ignorancia es la madre del atrevimiento).

- ya que presumes de lo que no eres, no juzgues a la gente únicamente por sus no-perfecciones, a no ser que tú seas perfecto, cosa que dudo mucho. Viven en un mundo imperfecto con gente imperfecta y eso te hace ser vulgar y del montón.

Anónimo dijo...

Para el "anónimo 5/02/08 14:15"

Como se nota que todos los del PP sóis unos prepotentes y faltones, cosa que mo me sorprende en absoluto.

Además se nota que no te fijas bien en todo lo que lees, o incluso, puede que tengas dislexia o seas un poquito disléxico, o simplemente, que no sepas interpretar los datos o más bien que los números no sean tu fuerte.

Perderéis el 9M!!!

Anónimo dijo...

Para el "anónimo 5/02/08 14:15"

Nos podrías adelantar algo del acto que tenéis esta noches.

Marca la casilla de Miriam Andrés.

No marques la casilla de la alcaldesa de Baltanás.